jueves, 9 de marzo de 2017

Día 3 (2): Figueres

Ruta en coche por la Costa Brava en 4 días: de Cap de Creus a Empúries


Después de pasar la mañana en el Parque natural dels Aiguamolls de l'Empordà, cogemos el coche para visitar Figueres que se encuentra a unos 15km de distancia. Aparcamos en la calle junto al Parque del Bosc, un gran parque municipal que cruzamos para ir al centro de la ciudad natal del genio Salvador Dalí. Ésta no es la primera vez que visitamos Figueres pero ya que estábamos cerca, nos apetecía dar un paseo por la tarde. Lo primero con lo que nos encontramos es con el Teatro-Museo Dalí que llama la atención por su curiosa fachada roja decorada con panes y huevos. 


Teatro Museo Dalí

Hace unos años hicimos la visita a este magnífico museo así que hoy no entramos. Por si os interesa, la entrada cuesta actualmente 14€, os dejo aquí la web para más información. El museo se encuentra donde estaba el antiguo edificio del Teatro Municipal que fue destruido durante la Guerra Civil Española. Más tarde, Dalí decidió crear sobre estas ruinas su museo que fue diseñado por él y se inauguró en 1974. Si no habéis visitado el museo os lo aconsejo, entraréis en un mundo surrealista donde se exponen muchas obras de Dalí y también, se puede acceder a la cripta situada en el centro del museo donde se encuentra la tumba del artista. 


Vamos a la Plaza Gala i Salvador Dalí que parece un museo al aire libre ya que aquí hay algunas obras surrealistas expuestas que no dejan indiferente a nadie, como una escultura que descansa encima de unas ruedas de camión, la estatua dedicada a Newton y el Obelisco de la Televisión de Wolf Wostel.


Aquí se encuentra la entrada principal del museo con un edificio neoclásico con estatuas sujetando barras de pan, maniquíes dorados arriba y hasta un buceador con escafandra en un balcón!. Justo delante, está el Monumento dedicado a Francesc Pujols, un filósofo amigo de la família de Dalí. 


Seguimos el paseo hasta la Iglesia de Sant Pere que como curiosidad, es donde fue bautizado Dalí. Fijaros en el árbol de la verja, me ha encantado!. De aquí vamos caminando hasta La Rambla que es el paseo central de Figueres y de su zona comercial. Al final de la rambla, justo en frente del Museo de l'Empordà, hay una cosa muy chula, en el suelo está dibujada como una cara distorsionada que al reflejarse en un cilindro aparace la inconfundible cara de Dalí. 

Iglesia de Sant Pere

Al terminar la rambla empieza la calle Monturiol, vamos hasta el número 6 donde se encuentra la casa natal de Dalí, donde nació en 1904.


Pues aquí termina nuestro paseo por Figueres, volvemos al coche y nos vamos para Roses. Mañana será nuestro último día de la escapada por la Costa Brava, tenemos preparado otro interesante día con dos visitas preparadas, veremos unos restos megalíticos en Roses y las Ruinas de Empúries. 


Sigue leyendo aquí el día  4: Dolmen Creu Cobertella - Ruinas de Empúries - Barcelona. (en edición)

lunes, 6 de marzo de 2017

Día 3 (1): Parc Natural dels Aiguamolls de l'Empordà

Ruta en coche por la Costa Brava en 4 días: de Cap de Creus a Empúries


Hoy empezamos el día cogiendo el coche hasta el Parque Natural dels Aiguamolls de l'Empordà que se encuentra a unos 12km de nuestro hotel en Roses. Dejamos el coche en el aparcamiento y allí mismo hay una zona de pícnic con mesas así que, después de hacer el recorrido vendremos aquí para comernos los bocadillos que hemos traído. Primero vamos al Cortalet, antigua masia reformada que ahora es el Centro de información del parque. Aquí nos aconsejan sobre el recorrido que podemos hacer y nos dan el mapa con los itinerarios. Como no hemos traído prismáticos alquilamos unos aquí mismo.


El Cortalet es el punto de partida de nuestra ruta, haremos el Itinerario 1 Cortalet-Mas Matà con una corta distancia de 2km y de fácil recorrido. Seguiremos con el Itinerario 2 Mas Matà-Playa de otros 2km e igual de sencillo. Estos dos recorridos solo se pueden hacer andando pero vemos una ruta más larga y con muy buena pinta que se puede hacer en bici. 
Para que sepáis un poco donde nos encontramos, "aiguamolls" significa en castellano "humedal" que en este caso se forma en la desembocadura de dos grandes ríos, el Muga y el Fluvià, que atraviesan l'Empordà. Aquí vive una gran variedad de aves así que es un paseo interesante y si vais con niños les encantará!.


El camino es muy tranquilo y agradable, nos vamos encontrando con diferentes casetas-observatorio desde donde se pueden observan las aves sin que nos vean ni se espanten. Pasamos junto al Estanque del Cortalet que es un embalse artificial que se creó para facilitar que podamos ver a muchas aves descansando en troncos o dentro del agua, realmente aquí estan muy bien. 

Estanque el Cortalet

A parte de ver aves también pasamos por un prado donde están pastando las vacas y más adelante vemos otro con caballos de raza camargue que son pequeños y robustos. Los caballos son muy sociables y se acercan a las vallas para comer y que los toque la gente que pasa, sobretodo a los niños les encanta estar tan cerca de ellos!. 


Continuamos caminando hasta llegar al Observatorio Senillosa que está al final del itinerario. Estas torres fueron silos utilizados para almacenar arroz, ahora ya no tienen esa utilidad sino que se han convertido en torre de observación desde donde tener unas buenísimas vistas del parque. Os aconsejo que subáis hasta arriba, las escaleras son en caracol pero fáciles y en ellas veréis dibujadas las huellas de diferentes animales que habitan en el parque. 


Observatorio Senillosa

Desde aquí empezamos con el Itinerario 2 bordeando los Estanques del Matà pero en un punto, nos encontramos con el camino cortado así que tenemos que volver para atrás y enlazar con el itinerario en otro lugar que hay junto a la zona donde estan los caballos pastando (cerca del punto 6 del mapa). Por el camino vamos viendo un bonito paisaje y también a algunas cigüeñas...



Este recorrido termina en la misma playa donde hay una torre de observación a la que se puede subir por una escalera de madera. El acceso a parte de la playa está prohibido para así proteger este hábitat natural. Estamos aquí un rato y hacemos el camino de vuelta por el mismo sitio por donde hemos venido.


Como veis, este parque natural es un lugar donde pasear tranquilamente disfrutando del paisaje y de los animales que hay, especialmente de la gran diversidad de aves, sobretodo acuáticas. Por el camino hay algunos paneles informativos sobre los animales que nos podemos encontrar y el tipo de huella que dejan. Ya de vuelta, en el punto de información hay también paneles informativos interesantes sobre el parque. Pagamos el aparcamiento y nos vamos a la zona de pícnic para comer al sol. 


Si os ha gustado nuestra visita espero que vayáis a conocer este parque natural en una escapadita de fin de semana. A nosotros nos ha encantado y además el día ha sido buenísimo!. De aquí cogemos el coche y nos vamos para... Figueres, la ciudad natal de Dalí. 




Sigue leyendo aquí el día 3 (2): Figueres. 

martes, 28 de febrero de 2017

Día 2 (3): Cadaqués

Ruta en coche por la Costa Brava en 4 días: de Cap de Creus a Empúries


Llegamos a Cadaqués desde el Faro de Cap de Creus, por carretera tenemos unos 10km. Aparcamos el coche y nos vamos para el paseo marítimo de este bonito pueblo pesquero. Nos sentamos un rato en un banco frente al mar comiéndonos un bocadillo que hemos comprado de un producto típico de aquí, las anchoas de Cadaqués!, las anchoas se han pescado tradicionalmente aquí así que, había que catarlas. Seguimos paseando y nos encontramos con la estatua de Salvador Dalí quien vivió aquí, en la cala de Port Lligat, donde hemos estado esta mañana visitando su casa.

Cadaqués
Estatua de Dalí en el paseo marítimo

Yendo por el paseo marítimo vemos algunos edificios modernistas entre los que nos llama la atención la Casa Blaua de principios del siglo XX, muy bonita.

Casa Blaua

Vamos para la zona del casco antiguo por donde es un placer pasear tranquilamente por sus callejuelas empedradas con las casas pintadas de blanco. Éste fue un pueblo medieval con una muralla que rodeaba lo que es hoy el casco histórico por donde paseamos. Si os fijáis en el suelo, se conserva el rastell que es el pavimento original hecho con piedras procedentes de la orilla del mar, está colocado en forma de espiga para que cuando llueva haya menos riesgo de resbalar, muy curioso!. En la calle del Cau es donde mejor se conserva este tipo de suelo y como cosa graciosa, si seguís las indicaciones de un restaurante llamado la Sirena, veréis que en el suelo está dibujada una sirena con las piedras  ;-)


Seguimos subiendo hasta llegar junto a la iglesia de Santa María de Cadaqués que se encuentra en el punto más alto del pueblo. Aquí había inicialmente una iglesia que fue destruida por el pirata Barbaroja cuando asaltó el pueblo y después, se construyó en el mismo lugar la iglesia actual. Entramos y vemos un gran retablo barroco en el altar, como curiosidad, durante la Guerra Civil Española tapiaron el altar para proteger el retablo y gracias a eso no sufrió daños. Aquí también se encuentra uno de los órganos más antiguos de Cataluña.

Iglesia de Santa Maria de Cadaqués

Justo delante de la iglesia hay un mirador desde donde tenemos unas vistas muy buenas del pueblo con los tejados anaranjados de las casas y del mar al fondo. Desde aquí ya empezamos a callejear para abajo fijándonos en diferentes detallitos curiosos...


Buscamos la única pastelería donde nos han dicho que hacen el dulce típico del pueblo, los taps de Cadaqués que estén hechos de bizcocho con forma de tapón (tap en catalán) cubierto con azúcar y que los pescadores tradicionalmente se lo comían con ron. Pues una vez encontramos el lugar resulta que... ya se han terminado los taps, aggghhh!. Que rabia, nos quedamos sin catarlos!. Este dulce es muy parecido a uno que comí en Nápoles llamado babá, también en forma de tapón y es como un brioche bañado en ron, muy muy similar.


Ya junto al mar, seguimos el paseo por la Avenida de Víctor Rahola y cuando ya tenemos toda la perspectiva del pueblo delante nuestro, nos sentamos en un banco para ver como va anocheciendo y se va iluminando Cadaqués. Junto al banco donde estamos hay otra de las esculturas del pueblo llamada Lídia de Cadaqués.


Con estas bonitas imágenes damos por terminado el día y nos volvemos para el hotel en Roses. Mañana nos espera otro día interesante haciendo una caminata el Parque Natural dels Aiguamolls de l'Empordà y visitando Figueres.


Sigue leyendo aquí el día 3 (1): Parc Natural dels Aiguamolls de l'Empordà. 

miércoles, 22 de febrero de 2017

Día 2 (2): Cap de Creus: Caminata por el Paratge de Tudela y el Faro.

Ruta en coche por la Costa Brava en 4 días: de Cap de Creus a Empúries


Desde Port Lligat tenemos unos 4km en coche hasta el Paratge de Tudela donde haremos una caminata sencilla. En el Parque Natural de Cap de Creus hay hasta 17 itinerarios, nosotros hemos escogido éste por su curioso paisaje lunar.  Al llegar, dejamos el coche en la zona del aparcamiento que cuesta 5€, aquí está la caseta del punto de información donde nos dan un mapa del itinerario con explicaciones de lo que iremos viendo.


La ruta es muy sencilla por un camino asfaltado y plano donde hay diferentes desviaciones que llevan a lugares de interés, como veis, se puede hacer perfectamente si vais con niños. Empezamos saliendo desde el aparcamiento, está todo muy bien señalizado y con el mapa que nos dan, no hay pérdida posible. Si tenéis pensado venir en verano, traeros una gorra porque no hay ni una sombra. Nada más empezar, encontramos la primera desviación que nos lleva hasta... el Camello!.

Roca del Camello

Como veis esta roca parece un camello descansando frente al mar, está formado por roca plutónica que se formó por el enfriamiento lento y a gran profundidad de grandes masas de magma, muy interesante!.
Volvemos al camino hasta llegar al Mirador del Pla de Tudela que reconoceréis por dos grandes cubos de hierro. Estas estructuras recuerdan a las construcciones del Club Mediterranée que se instaló aquí en los años 60. Era una especie de ciudad de vacaciones con pequeñas casitas, piscina,...que por suerte, se eliminó en el 2006 para restaurar la zona como reserva natural. Abajo os dejo una foto que he encontrado en la web donde se ve como estaba la zona invadida por este complejo turístico.

Mirador del Pla de Tudela
Club Mediterranée en el Pla de Tudela (foto de web)

Muy cerca de aquí se encuentra el Mirador de la Gran Sala que mantiene algunos muros de construcciones del Club Mediterranée donde hay paneles informativos que merece la pena pararse a mirar. Desde aquí hay unas buenas vistas de la zona con el mar de fondo.

Mirador de la Gran Sala

Seguimos por el camino y las rocas que nos vamos encontrando parecen sacadas de un paisaje lunar, tienen unas formas espectaculares!. En esta zona están algunas de las rocas más antiguas de Cataluña con unos 500 millones de años. En algunas se distinguen muy bien los pliegues de cuando se formaron a altas temperaturas que después se han ido remodelando con el viento de tramontana que sopla aquí.


Nos desviamos al Mirador de la isla de Portaló desde donde las vistas son muy buenas con un islote negro saliendo del mar, wauuu, nos quedamos un rato admirando el paisaje y sintiendo la pureza del aire que nos llega del mar. Muy cerquita de aquí se encuentra el Mirador de Pauperris donde se ve la abrupta costa creada por la fuerza del mar y del viento.

Mirador de la isla de Portaló
Mirador de Pauperris

Seguimos el camino y apetece mucho pasear tranquilamente por aquí con el día tan bueno que nos está haciendo, menos mal que no sopla viento ya que aquí suele ser fuerte!. Nos encontramos con otra roca curiosa que nos llama la atención, es la Roca del Águila que por el efecto de la erosión tiene la forma de un águila con las alas abiertas. Si tenéis imaginación, mirando las rocas de este lugar veréis formas curiosas así que, no es de extrañar que el mismo Salvador Dalí se inspirara en estas formaciones rocosas para pintar sus cuadros surrealistas.

Roca del Aguila
Roca del Conejo y Roca Cavallera que inspiró un cuadro de Dalí

Seguimos caminando hasta el final de la ruta, el Mirador de Cala Tulip con una pequeña calita donde se puede bajar por unas escaleras. Desde arriba se ve el faro de Cap de Creus que es donde iremos después. Bajamos a la cala Gentils y nos quedamos junto a la orilla sentados un rato, que bien se está aquí!. Empezamos el camino de vuelta pero en lugar de hacer el mismo recorrido hasta el aparcamiento, vamos por el camino rocoso Rec de Francaló con zonas en pendiente pero bien señalizado y por el que se acorta un buen trozo. Si no queréis complicaros, volver por el camino asfaltado que es más suave y sin dificultad.

Faro de Cap de Creus
Mirador Cala Culip
Regreso por el Rec de Francaló

Ya en el párquing cogemos el coche y vamos hasta el Faro de Cap de Creus que está a unos 2km por carretera. Aparcamos en la carretera que pasa bajo el faro y subimos a ver la zona. Arriba hay un restaurante donde ya sabíamos que había que reservar, al no saber si llegaríamos a la hora de comer no lo hicimos así que ahora es imposible con toda la gente que hay aquí.

Faro de Cap de Creus

De aquí nos vamos con el coche a Cadaqués donde pasaremos la tarde...

Sigue leyendo aquí el día 2 (3): Cadaqués.